¡RUBOR PARA TODAS! |

¡Unas mejillas con color, son unas mejillas con vida!

Ponernos rubor es un paso fundamental cuando nos maquillamos. Nos ayuda a destacar los pómulos, definir más el rostro y lucir saludables, frescas y radiantes. Para que puedas aplicarte el rubor tú misma como una profesional, debes saber qué colores usar y cómo usarlo según la forma de tu rostro. ¡Toma rubor y brocha!

4 PASOS PARA APLICARTE RUBOR #COMOUNAPRO

 

#1. Uniformiza tu rostro

Perfecciona tu rostro con la Base Instant Perfection 3 en 1: Perfeccionador + base + iluminador. Su tecnología PRO CARE humectará y protegerá tu piel.

#2. Identifica tu tono de piel

El tono de tu piel es muy importante a la hora de elegir el tono del rubor. La idea es que haga un match perfecto y se vea lo más natural posible. ¿Tienes piel clara, media o bronceada?

#3. Elige el color de tu rubor

Con la ayuda de esta paleta de color, podrás conocer cuáles son los colores del Rubor Compacto efecto gemas y minerales para ti.

  • PIEL CLARA: Los tonos claros y ligeros son los que más favorecen a las pieles pálidas.
  • PIEL MEDIA: Los tonos duraznos son perfectos para las pieles intermedias. Sin embargo hay que tener cuidado con la cantidad que apliquemos. Ni pálida, ni exagerada.
  • PIEL BRONCEADA: Los tonos más fuertes van muy bien con las pieles oscuras. Los colores como el fucsia destacarán tus facciones.

#4. Identifica tu tipo de rostro

En este paso, lo que hará de tus mejillas parezcan ruborizadas naturalmente será la brocha. Te recomendamos la brocha Ésika para polvos y rubor.

  • ROSTRO OVALADO: Sonríe para que puedas ver dónde se dibujan tus pómulos. Aplica rubor desde el centro de tus mejillas y difumina hacia la línea del cabello, justo debajo de las sienes.
  • ROSTRO CUADRADO: En este tipo de rostro aplicaremos el rubor en las mejillas de forma horizontal. Desde el centro de las mejillas hacia las sienes. Así crearás equilibrio.
  • ROSTRO REDONDO: Aplica el rubor con la ayuda de la brocha a lo largo de los pómulos, hacia las sienes en forma de triangular. Evita maquillar el centro de las mejillas o muy cerca de la nariz.
  • ROSTRO ALARGADO: Para crear la ilusión de un rostro más ancho, vamos a aplicar el rubor desde inicio de las mejillas hacia las orejas de forma horizontal. Ayúdate de la brocha para difuminar.

TIPS PRO:

  • Elige un color de labial muy parecido al color de tu rubor. Así lograrás un look súper natural.
  • Usa polvos traslúcidos para sellar tu rubor y el color durará por más tiempo.

¡Ya estás lista para darle vida a tus mejillas #ComoUnaPro!
Recuerda no excederte en la cantidad de rubor y difuminar los bordes.