Demuestra a tus hijos que no hay imposibles |

Me encanta, en medio de todo, poder seguir cumpliendo mi rol de hija y ser a la vez mamá, tratar de vivirlo de una manera normal, a pesar de los viajes y compromisos que involucra mi carrera.

La vida de madre es agitada, hay situaciones que una no espera, una reunión en la escuela, la fiesta de un compañero, eventos que son importantes, al igual que brindar un concierto a mis fans. Entonces, trato en lo posible de dedicarle el mayor tiempo a cualquier situación.

Mi mayor esfuerzo se ve reflejado en cada cosa que hago, porque eso va quedar grabado en la memoria de mi hija y mi mayor satisfacción es sentir que cumplo con sus expectativas. Todo lo que hago y a cada momento, va a quedar ahí grabado para ella, para que cuando se sienta triste, se sienta débil en cualquier momento de su vida ella pueda decir “Si mi mamá pudo, yo puedo”.

Tengo muchos sueños y deseos, entre tantas cosas, poder ser ejemplo, poder ser modelo de muchas mujeres. Poder demostrarle a mi hija que, si crees en algo, y trabajas en eso, lo puedes lograr. Que cuando crees en ti y trabajas por lo que quieres, se puede. No hay límites, el límite no es ni el cielo, el límite no existe.

 Celebrémonos este domingo y sigamos impulsando a nuestros hijos a llegar lejos.

¡Feliz día Mamá!